sábado, 18 de agosto de 2012

Un debut impensado y para el olvido

                                          Fuente: www.liverpoolfc.tv



En el comienzo de la Premier League y debut del nuevo tecnico Brendan Rodgers a nivel local, el Liverpool cayó derrotado por 3 a 0 ante el West Brom como visitante. Fue expulsado Agger y Reina salvó lo que pudo haber sido una goleada.
A pesar de haber empezado con el pie derecho en sus dos primeros partidos oficiales, ambas victorias 1 a 0 y 3 a 0 frente al FC Gomel en los playoffs de la Europa League, el reemplazante de Dalglish tuvo un flojo e indeseado estreno.
Dos de los tres refuerzos que llegaron fueron parte de la alineación titular que formó así: Reina; Kelly, Skrtel, Agger, Jhonson; Lucas Leiva, Gerrard, Allen; Downing, Suárez y Borini. Durante los primeros 45' el encuentro fue parejo, sin actuaciones destacables por parte de los dos equipos, pero fue el local el que encontró la ventaja, tras un soberbio remate de media distancia, luego de un córner en favor. Lo peor iba a llegar después...
Al poco tiempo de iniciada la segunda mitad, Agger vio la tarjeta roja luego de empujar a un rival que se iba cara a cara con Reina. El mismo "Pepe" lo detuvo y dejaría al Liverpool con vida, pero solo por unos instantes. Skrtel fue anticipado en su área y derribó a Long, quien había sido víctima también del primera penal y  esta vez el West no perdonó. Desventajado en el resultado y en condiciones númericas, sin oposición alguna, a trece minutos del final recibió el tercero.
 Si bien los locales no fueron una topadora, los rojos pagaron caro sus desatenciones en el fondo, ya que en el primer gol nadie del equipo cubría receptores fuera del área cuando se ejecutó el córner, mientras que en el primer penal la defensa quedó muy mal parada, a diferencia del segundo que derivó de un error en la salida desde el fondo.
En la parte ofensiva, se notó un intento de plasmar la idea del técnico de lograr un ataque vertical y con velocidad, pero se le hizo cuesta arriba durante casi todo el partido. Ni Downing, ni Suárez, ni Borini fueron capaces de encontrarse y realizar un ataque asociado.
Tan solo fue el comienzo y como sí era de esperar, el entrenador tendrá mucho por trabajar. Lo llamativo fue que en este primer partido, salvo los dos refuerzos, jugaron la mayoría de los titulares habituales en la era Dalglish.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada